11
Febrero
2016

Historia Hipica III

LAS POLLAS DE POTRANCAS Y POTRILLOS DE 1990

Las Pollas de Potrancas y de Potrillos de 1990, se distinguieron porque se impusieron figuras que no llegaban con los mejores pergaminos a la carrera, pero que sin embargo, ratificaron su supremacía a lo largo de la disputa de las coronas de su generación y  de toda su campaña. 

Entre las potrancas figuraban Western Dancer, Fifanella,Black Fury y Totota. En el caso de los potrillos destacaban los nombres de Don Ruby, Royal de Rosas, Orizzonte y Forte, pero que en definitiva, no tuvo un caballo que destacara nítidamente como líder de la generación.


 

LA POLLA DE POTRANCAS: MARI JULY Y FEMME FATAL DEFINIERON

En un inesperado resultado, una cabeza de ventaja, selló la victoria de Mari July, que despejó toda duda ya que llegaba con seis carreras en el cuerpo y dos victorias, pero que aún no había enfrentado a las mejores. Mari July fue una descendiente de Daring Shemme y la argentina Nadia Real, que defendiera los colores del haras Gina, lugar donde se crió

Hubo gran velocidad y presión espectacular al comienzo. Western Dancer y Fiffanella se destruyeron y quedaron en el camino, mientras que del medio del lote surgieron dos nombres, quizás poco voceados antes de esta prueba, pero definitivamente con posibilidades.

Se podría decir, con posibilidades como las que tenía la inmensa mayoría de las yeguas que estuvieron en la partida.

Esas fueron Mari July, en una tarde gloriosa en que el haras Gina, Luis Gonzales su jinete y el recordado Augusto Soto en su preparación, quien 38 años antes, ganó la Polla de Potrancas con Tranquita, cuando era jinete estelar en el hipódromo de San Felipe  y Femme Fatal las cuales tuvieron un poco mas de arrestos que Friend Always y que terminaron definiendo dramáticamente una difícil carrera.

La favorita Western Dancer, sucumbía ante unas ganas tremendas de correr y ante una veloz Fiffanella que se complicó en la carrera.

Mari July, por el medio, ha dominado la prueba y es demandada por energía por Luis “El Chepenano” Gonzales, para contener la atropellada de Femme Fatal que aparece por fuera. Tercera por los palos se aprecia a la cariblanca Friend Always. 

Cuando, recorrían los primeros 250, el chileno Sergio Vásquez, jinete de Western Dancer y conocido nuestro por su triunfo en el Gran Premio Internacional Jockey Club del Perú de 1982 con el caballo chileno Saint Mesme, se dio cuenta que lo lógico era dejar pasar, y así lo hizo. Pero en sus cálculos no estaba la respuesta que encontró en su potranca, que apenas fue sujetada para dejarse manejar, se fue violentamente sobre Fiffanella y la comenzó a apremiar.

Entonces Vásquez, no logró su propósito que era dosificar a la favorita, sino, todo lo contrario, porque Western Dancer siguió corriendo y peleando contra la calma que quería imponer su jinete, hasta en los 800 ya se puso otra al lado de su rival.

Western Dancer dominó a 400, pero a 300 estaba ya, sumamente agotada y llegaron las de atrás. La primera Friend Always con la baranda salvadora, dando la impresión que podía lograr el milagro. Y más abiertas Mari July y Femme Fatal que habían venido corriendo muchísimo mejor colocadas que Starina o que Totota, y entre ellas terminaron definiendo.

Y tras ellas, el grupo que hizo que la octava, que fue justamente Totota, llegara a 5 cuerpos de la vencedora.

No fue suerte la enorme gestión de Mari July y de Femme Fatal, que llegaba con la cabezada rota y que pudo perfectamente haberla derrotado, porque ambas, fueron capaces de seguir, mucho mejor colocadas que Sherine, Starina o Totota.

Mari July empezaba así, su camino a la consagración, que la llevó a ser triple coronada y una yegua excepcional.  

Video de la Polla de Potrancas 1990:

 

VALEDERO A RITMO DE CAMPEÓN

Todo el incierto e intrincado programa previo a la Polla de Potrillos de 1990, quedó aclarado, cuando un alazán de 533 kilos e hijo de Vaduz, terminó dominando la carrera y a sus rivales, con un remate de campeón y un tiempo de kilates para la difícil milla.

Le llamó Valedero y nos hizo recordar a Destinado, su hermano paterno, por la forma como ambos resolvieron una carrera difícil, que terminó siendo contundente y muy clara, nada más que por las virtudes de un gran potrillo.

Valedero igual que Destinado, apareció como crack y corrió como tal. Fue el recuento de cuerpos, pareció más una batalla que el resultado de una carrera que parecía parejísimo hasta que se dio la partida.

Pero veamos cómo fue. Konan obligado a la punta y lleno de condiciones, perseguido por Don Ruby, con la necesidad de quitarle la punta y con Royal de Rosas “mirándoles” y en los primeros 500 metros, mucho mejor que los dos primeros.

Tras ellos, porque ya comenzaban a correr fuerte, Valedero y luego, saliendo del grupo, Fulton Street.

Así quedo la carrera planteada desde los últimos 1000. Por momentos nos pareció que Valedero, apuradísimo por Melanio Rojas, no iba a contar en la definición, pero esa idea se borró en el codo, cuando el Vaduz aceptó la arena y además fue encontrando el camino limpio, porque Konan se comenzaba a abrir y porque Don Ruby ya estaba muy cansado para seguirlo cubriendo.

Y Fulton Street cada metro mejor colocado, dando la idea que tenía que llegar a ser muy importante. Otro como él, Orizzonte tenía un camino totalmente empedrado y no lograba acomodarse como el hijo de Voukefalos.

En los 700 el jinete de Royal de Rosas se fue sobre los dos punteros, y el alazán los fue dominando, cuando Konan perdía la baranda, saliendo de la carrera, y cuando Don Ruby se rendía totalmente.

Valedero con Melanio Rojas, se acerca a la meta con amplias ventajas sobre Fahed y Fulton Street, en los 1600 metros de la Polla de Potrillos de 1990. 

Y Valedero encontró camino y no sólo se aseguró en la punta, sino que luego le puso el agregado de su calidad, tras un remate de 37”3/5 para los últimos 600 que fue el fiel corolario de una estupenda gestión, lograda por un potrillo lleno de condiciones.

Una constante que siempre se dio, fue ver como los hijos de Vaduz, prevalecían en la milla de la primera corona. En efecto, Prince Vaduz se impuso en la edición de 1987, al año siguiente Destinado hacía lo mismo y dos años después Valedero. Es decir, los mismos colores, el mismo haras y el mismo preparador. Años después, vendría el triunfo de Dalí.

Valedero fue un hijo de Vaduz en  La Clavados, nacido y criado en el haras La Qallana, que defendió los colores del stud Alydar, llevando la batuta de Juan Suárez Villarroel, el cual destacaría nítidamente como un caballo de suma calidad, tanto en la arena como en el césped. 

Video de la Polla de Potrillos 1990:

 
 
 

Por: Renzo Rafael Risco

Fotos: Hipica Channel

Categories: Historia Hipica