12
Mayo
2016

Historia Hipica XII

GENERACION DE 1992, SEGUNDAS CORONAS

CAMIUNCH SE QUEDABA CON TODOS LOS ELOGIOS Y RATIFICABA PLENAMENTE SU VICTORIA EN LA PRIMERA CORONA, ATROPELLANDO CON LA MISMA CONCISTENCIA Y SE CONVERTÍA EN LA DÉCIMO OCTAVA DOBLE GANADORA.

Camiunch se consagraba como la mejor potranca de la generación, al imponerse de potente atropellada en los 2000 metros del Enrique Ayulo Pardo de 1992, con la monta de Narciso Vargas. La hija de Triunphal se convertía en la octava doble coronada.

 

Todos habían elogiado a Camiunch la tarde de la Polla de Potrancas, cuando apareció con enorme fuerza por la mitad de la chancha y se quedó incuestionablemente con la primera corona.

Pero se  sabía además, que el “Cotejo” era una carrera diferente, y que la hija de Thriunphal tenía que probar que era efectivamente la mejor. Ese era su reto, por más que sus merecimientos estaban fuera de duda.

Y Camiunch pasó el examen y tomó la carrera como las buenas yeguas, desde el inicio, buscando colocación en la mitad del lote, sin regalarse a un último puesto que no la iban a llevar a nada, porque no iba a existir la presión de la Polla.

Y así, colocada al comienzo entre la primera mitad, y luego en la subida, justo en el medio y accionando por fuera, pudo llegar a los 700 con la suficiente fuerza para ir ganando posiciones y para repetir en el derecho, su exitosa atropellada que le dio el doblete Polla – Enrique Ayulo Pardo y que de paso, la terminó consagrando como la mejor potranca de su generación.

Adolfo Morales, sacaba cómoda a Arriba Alianza y la hija de Lutz, recién pudo tomar la punta cuando pasaron frente a la meta por primera vez, y cuando Jorge Tipa había podido controlar a Blooded para correrla tercera y también cuando Stay Fast lograba quedar libre y firme en el segundo lugar.

Tras ellas, marchaban Yes Charo Yes y Camiunch, corriendo mejor colocada que África Mía y también que Star Light, mientras que Always Pretty ganaba posiciones por fuera.

Cuando giraron el primer codo, el envión de Always Pretty la llevó al tercer lugar cuando Arriba Alianza galopaba en la punta con un parcial de 37” para los 600, y cuando Stay fast la seguía firme en el segundo puesto a un par de cuerpos.

Y ya en la subida, fue quedando cuarta y luego tercera por las tablas Yes Charo Yes, mientras que un poco más atrás se acomodaba Blooded, con una Always Pretty que recién lograba serenarse, y con Camiunch que ya había sacado a la mitad de la pista por Narciso Vargas.

Los primeros 1000 los cubrió Arriba Alianza en 1’03” y con ese parcial y la facilidad de maniobra que estaba exhibiendo, comenzaba a adquirir enorme opción a la victoria, al igual que su seguidora Stay fast que seguía aún con buen paso.

Fue en los 900, que la carrera comenzó a decidirse. Apuró Melanio Rojas para intentar apurar el paso de Yes Charo Yes y la alazana no salió y comenzó a verse superada por Blooded que quedó tercera impecablemente dirigida, y cuando de la mitad del lote, apuraban África Mía, y también Star Light y Camiunch.

Video de la carrera:

La respuesta de las tres, fue diametralmente diferente. África Mía salió al comienzo, y dio la impresión que podía quedar bien colocada, porque iba por dentro, pero casi de inmediato se apagó, mientras que Camiunch pudo mucho más que Star Lighty dio inicio a una sólida atropellada por la mitad de la pista.

Había una diferencia con la Polla. Que mientras las punteras se caían adelante, en el Enrique Ayulo Pardo, había que correr para alcanzarlas. Y así llegó la definición y la los último 400 metros. Stay Fast cargó sobre la puntera que se comenzó a cansar, pero que no aflojaba del todo, cuando llegó Camiunch y pasó casi de inmediato para mantener luego sus posiciones, porque ya no pudo seguir sacando ventajas. Segunda en gran carrera, arribaba Stay Fast, delante de Arriba Alianza que fue una gran puntera. Cuarta Yes Charo Yes que se quedó en la mitad, delante de Blooded que digna y guapa, hizo todo lo posible.

 

STASH Y CARDINALE DEFINIAN EL RICARDO ORTIZ DE ZEVALLOS, TAL COMO SUCEDIÓ EN LA PRIMERA CORONA, CON UNA MAGNÍFICA DEMOSTRACIÓN DEL HIJO DE STACK. UN ARRIAGADA BRILLANTE Y UN MORALES SERENO Y GRAN JINETE FUERON LOS AUTORES DE UN ESPECTÁCULO QUE TUVO NIVEL Y CALIDAD.

Stash con un monumental Adolfo Morales, va atropellando por el medio de la cancha, para conseguir la victoria en los 2000 metros del Ricardo Ortiz de Zevallos de 1992. El hijo de Stack, regresaba doble coronado.

Cuando pasaron frente a la meta por primera vez, los 10 rivales del Ortiz de Zevallos ya habían definido sus posiciones, y de alguna manera, estaban inmersos en un desarrollo que se iba a mantener a lo largo de muchos metros.

A esas alturas, Scud se había jugado en la punta y podía más que North Kingdom, cuyo jinete tenía toda la intención de encabezar la marcha.

Y tas ellos, Cardinale quedaba tercero y Stash cuarto en las tablas por su colocación de “dos”. Y luego Artimack y Lord Jack, delante de Torre de Marfil y del resto de competidores.

Así giraron la primera curva, y en la recta de subida, con 37” para los 600 iniciales. Allí Ricardo Quispe insistió con North Kingdom para llevarlo a la delantera y logró pasar, pero el espectáculo estaba un par de cuerpos más atrás. Arriagada ya había mirado a Stash y lo comenzó a encajonar conduciendo a un caballo dúctil y corredor como lo era el hijo de Cashel Prince.

Así llegaban a los últimos 1000 metros con un parcial de 1’3” que afirmaba a los punteros, pero que le estaba dando, cada metro que pasaba, una impecable calidad de manejo a Cardinale, porque Stash, no podía salir, y se mantenía cuarto y bien, pero en una baranda peligrosa, no solo por ser un sitio medio complicado, y porque llevaba por fuera a su principal rival que estaba manejándolo todo, sino fundamentalmente, porque el hijo de Stack necesitaba libertad de acción para hacer valer su tranco, y especialmente, para sentirse bien.

Entonces, llegó el momento de la definición. Arriagada dejó un poco de libertad a Stash para seguirlo metiendo, pero casi de inmediato, lo llevó a llevar a las patas de Scud que ya comenzaba a pararse, en momentos que llegaba Lord jack y También Torre de Marfil.

Morales, sin otra solución, que jugarse a pasar a los encontrones por dentro, o parar y sacar por fuera, para dejarlo libre, que era como Stash alcanzaba su plenitud, decidió lo segundo.

Morales, hizo lo que tenía que hacer. Sereno para “no caer en la tentación” de abrirse paso y donde cualquier contratiempo, no solo lo iba a dejar atrás, sino mal ubicado, comenzó a parar hasta encontrar el sitio salvador Y lo halló antes de los últimos 700.

Pero la genialidad de Arriagada fue mucho más allá. Cuando se dio cuenta que Stash se” le había corrido” , no se fue a buscar la punta, sino que sabiamente se quedó cuarto, cuando Artimack pugnaba por fuera, esperando completar su faena, porque ya notaba que Ricardo Quispe las ganas de querer irse para la tercera línea.

Poco después, Stash por fin libre, comenzó a bracear y comenzó a acercarse muy abierto. Cardinale, apenas entraron a el derecho, se encontró la baranda, la carrera y la gloria del triunfo al alcance de sus manos.

Video de la carrera:

 

Dominó el Cashel Prince, cuando Lord Jack hacía un envión esperanzador, seguía firme la brega de Artimack y se afirmaba el paso parejo de Torre de Marfil, y fue apareciendo el grandazo del haras Rancho Fátima, con su cuota de condiciones y también de coraje.

Y es allí, en esos últimos 150 metros, que Stash fue prevaleciendo y Cardinale quedó como su escoltador de lujo, con Torre de Marfíl tercero, y muy cerca de la meta. Artimack cuarto delante de Lord Jack.

Por: Renzo Risco

Videos: Hipica Channel

Categories: Historia Hipica

Leave a comment

You are commenting as guest.